Los cambios en materia de tráfico que llegan en 2019

La rebaja de la velocidad en carreteras convencionales ya está aprobada por Real Decreto

Estrenamos un nuevo año: 2019, que traerá consigo cambios importantes en materia de Tráfico. El primero quedó confirmado el pasado viernes, 28 de diciembre, cuando el Consejo de Ministros aprobó el Real Decreto que rebaja el límite máximo de velocidadde 100 a 90 km/h en las carreteras convencionales (con un carril por sentido), que son las que registran más accidentes mortales.

Aunque Interior tenía previsto que esta medida entrara en vigor el 2 de enero de 2019 -según consta en el borrador del Real Decreto que modifica este punto del Reglamento General de Circulación-, finalmente se aplicará más tarde: en concreto, un mes después de su publicación en el Boletín Oficial del Estado (BOE) , realizada el pasado 29 de diciembre. En este tiempo la Dirección General de Tráfico (DGT) deberá cambiar las señales de tráfico en los 10.000 kilómetros de vías afectados por la medida.

La única excepción de la nueva normativa se acotará a aquellas vías con separación física de los dos sentidos de circulación. El titular de estas carreteras podrá fijar un límite máximo de 100 km/h para turismos y motocicletas. La rebaja de la velocidad estaba en la agenda del ministro del Interior, Fernando Grande Marlaska, y del director de la DGT, Pere Navarro, después de que ambos avanzaran su intención de abandonar la iniciativa del anterior Ejecutivo de modificar la ley de Tráfico y apostaran por reformas legales puntales.

También está previsto que se disminuya el límite de velocidad a 30 km/h en vías urbanas de un solo carril. Dicha medida, aunque está presente en algunas ciudades, no está regulada a nivel estatal.

Otra novedad importante prevista para 2019 es la reforma del carné por puntos, un sistema que fue implantado en 2006 precisamente cuando Navarro estuvo al mando del organismo de 2004 a 2012. La actualización pasa por aumentar la pérdida de puntos por realizar ciertos comportamientos considerados “peligrosos” en la conducción, como manejar el móvil, no utilizar correctamente sistemas de seguridad (cinturón, casco o sillita infantil) y circular con exceso de velocidad.

En la actualidad, utilizar el móvil al volante conlleva la pérdida de 3 puntos, una cifra que la DGT quiere doblar. Si finalmente se establecen 6 puntos, esta infracción quedaría equiparada a comportamientos como conducir de forma temeraria, hacerlo bajo los efectos de las drogas o con más del doble de la tasa máxima permitida de alcohol, circular en sentido contrario, participar en carreras no autorizadas o utilizar mecanismos de detección de radares.

La reforma que prepara el Gobierno en materia de tráfico también afecta al sistema para sacarse el carnet de conducir. 

Según consta en el borrador del Real Decreto por el que se modifica el Reglamento General de Conductores, será obligatorio superar una formación presencial para poder examinarse del teórico. Este curso, en vigor a partir de 1 de julio de 2019, sería de 6 horas para los permisos AM, A1 y A2 (ciclomotores y motocicletas de distinta cilindrada) y de 8 para el resto. Asimismo, con respecto al examen práctico, Tráfico quiere que, por cada no apto, el alumno tenga que recibir 5 clases prácticas antes de poder presentarse de nuevo al examen.

Durante este año también se modificarán varios puntos referentes a la Seguridad Vial del Código Penal, al encontrarse en trámite parlamentario. Por el momento, la reforma, que ya se ha aprobado en el Pleno del Congreso, contempla el endurecimiento de las penas (de 4 a 9 años de cárcel) por imprudencias al volante al incluir como agravantes el exceso de velocidad y el consumo de drogas o alcohol; la penalización de nuevo de las lesiones causadas por estas conductas; y la creación de un nuevo delito por abandono del lugar del accidente.


Fuente: La Vanguardia.